domingo, 16 de noviembre de 2008

El Ki (energía)

Energía

Existe un único tipo de energía, a la que llamamos AMOR. Todas las demás son solo variaciones, tal como “El Miedo” es una variación “Del Amor”.

Tipos de Energía

El Chi o Ki es la Energía Universal del Creador presente en todo el Universo. El Chi sale de la fusión de las fuerzas Yin y Yang, estas dos fuerzas están en continuo movimiento, lo cual hace que el Chi no se cree ni se destruya, sino que se transforme. Así pues definiremos la Energía Universal como la energía del creador presente en todo el Universo que da y nutre de Vida a todo cuanto existe.

Energías externas

El Chi o Ki Celeste procede de las estrellas, los planetas las galaxias y del espacio en general. Lo absorbemos a través del Chakra Corona y es de color dorado. Es una energía caliente, expansiva y Yang. También podemos absorber esta energía a través de los Chakras menores de las manos vueltas hacia arriba.

El Chi o Ki Terrestre procede de nuestro planeta Tierra. Concretamente de su núcleo energético. La absorbemos a través del Chakra Base, de los Chakras menores de las plantas de los pies y también por los Chakras menores de las manos vueltas hacia abajo. Es una energía fría, de color azulado, concentradora y Yin.

Energías internas

El Ki prenatal.

También llamado Ki heredado o Jing Ki. Es la energía original que recibimos de nuestros padres en la concepción, y por la cual entramos en este mundo. Esta energía contiene la información de la línea hereditaria de nuestros antepasados. Es decir, a nivel físico compartimos las características del ADN, a nivel Kármico, compartimos los patrones de comportamiento.

El Ki posnatal.

Procede de los alimentos y del aire respirado. Por este motivo es importante llevar una dieta saludable, respirar aire limpio y beber agua no contaminada. Es la energía que necesitamos diariamente para realizar nuestras actividades.

El Ki mental y espiritual (Shen).

Esta energía procede de la elevación vibracional de las dos anteriores. Es la energía que nos da un impulso evolutivo y de crecimiento espiritual.

La energía vital de cada persona está formada por una mezcla equilibrada de Jing, Ki y Shen. Esta circula por todo nuestro sistema energético nutriendo a nuestro cuerpo físico, nuestra mente y emociones y también a nuestra parte espiritual.

El Jing.

Es la energía más concentrada, densa y de baja vibración que tenemos. Incluye a la energía sexual y se encuentra almacenada en el TanTien Inferior. Esta energía es responsable de nuestro crecimiento físico y de la perpetuación de la especie a través del sexo.

El Ki o Chi interno.

Es la energía vital en conjunto, tiene una vibración más elevada que el Jing y más baja que el Shen. Se almacena en el TanTien (Chino) Medio o Hara (Japonés) o Tamden . Es nuestra energía motor en el día a día. el Ki interno controla y regula al Jing.

El Shen.

Es la energía mental y espiritual. Tiene una vibración más elevada que el Jing y el Ki interno. Controla al Ki que a la vez controla al Jing. Esta energía se genera mediante el trabajo alquímico de transformar las energías, primero el Jing en Ki, y luego el Ki en Shen. También, cuando encontramos nuestra quietud interna en la meditación generamos Shen. Así como, en la oración o en otras prácticas espirituales.

Manifestaciones de la energía

En algunas ocasiones cuando se imparte Reiki se puede identificar manifestaciones energéticas como se:

• Ruidos extraños.
• Aparición de luces o "chispitas" de luz alrededor nuestro.
• Sombras que se mueven sobre o debajo del entorno donde estamos aplicando Reiki.
• Percepción de seres o personas a nuestro alrededor.
• Olores desagradables.
• Perfumes de flores.
• Voces que no logramos comprender.
• Sensaciones físicas de electricidad.
• Piel erizada.
• Sensaciones de frío y/o calor intensos.
• Etc.

Estas son algunas de las cosas que suceden al practicar Reiki, no son ni buenas ni malas, son información que se manifiesta en forma sensorial, para que las registremos y podamos descifrarlas, pues algo nos quieren decir.

El Ki

Las energías vitales tienen características que pueden ser observadas en sus efectos conjuntos. El Ki circula en el cuerpo humano en forma de diferentes calidades que dependen una en base a la otra. Estas energías son llamadas:

Kekki:

Es una energía nutriente cuya traducción es Ki de la Sangre. Corresponde al primer chakra. Esta energía es consumida por las células para conservar su sustancia y tener energía para la acción, esta energía se acumula en función de la alimentación para cumplir el ciclo de creación. Por sí sola no puede hacerlo, para esto recibe la ayuda de la siguiente calidad energética.

Shioki:

Es la energía que estructura al cuerpo, acumulando la vitalidad para que éste pueda actuar y permanecer entero, a poder soportar pesadas cargas, y la capacidad de persistir para seguir existiendo. Shioki quiere decir "Ki de los minerales" . Esta es una fuerza para la cohesión. Representa la constitución de una persona. Las posibilidades básicas para la autorealización y sus límites. Si Shioki se destruye violentamente sale la Kekki en ella contenida para nutrir otras Shioki y es así que tiene la posibilidad de funcionar. Es el envase en la cual está guardada Kekki; esta energía también está relacionada con el primer chakra.

Mizuki:

Quiere decir "Ki del agua", es la energía de las relaciones. Esta energía vital surge cuando la persona fluye en el eterno intercambio entre ser y perecer, genera entre otras cosas los sentimientos del deseo y la capacidad de entrega y es la fuente energética de todas las emociones: el erotismo, la sexualidad, la ternura y toda percepción corporal. También posibilita el metabolismo de los alimentos. Está íntimamente relacionada con el segundo chakra. Es la energía que estructura la Kekki, unida en distintas forma shioki, posibilitando el fluir de energías de una forma a la otra, es decir que estas tres energías tienen una íntima interrelación. Esta energía debe ser guiada por otra fuerza, es decir que le debe ser mostrado el camino.

"Kuki":

"Ki de los gases o aire". A través de esta energía se puede crecer, tomar conciencia de uno mismo. Este Ki está en estrecha relación con el tercer chakra, está encargada de la capacidad de pensamientos lógicos y de la descomposición del alimento. Kuki requiere de una energía que ayuda a orientarse a la necesidad de la propia personalidad y de los seres que están en relación directa.

Denki:

"Ki del trueno". Tiene la capacidad de poner a los seres humanos con la fuerza creadora, provocando en primer momento susto y temor, pero a la vez es una experiencia purificadora que ayuda a encontrar soluciones en las cuestiones mundanas. Genera entre otras cosas los sentimientos de amor, compasión, tolerancia, confianza en Dios; pero con la condición de que durante la influencia de esta energía no sean desviadas las atenciones. Para que Denki sea guiado y su propio desarrollo no se vea frenado a causa de su disolución completa en la comunidad se necesita otra energía vital. Denki está en correspondencia con el cuarto chakra.

Jiki:

"Energía magnética o acumulativa". Ayuda al ser humano a encontrar en cada situación el complemento justo de su propio ser. Este especial campo magnético está a disposición del ser humano, cuando este acepta uniones permanentes y responsables. Provoca carisma y la estructuración de la propia forma según la verdadera voluntad. Es de origen divino y contiene la fuerza creadora, lo verdadero, lo bello y lo bueno, por lo tanto Jiki representa la energía de la estética, la belleza y el arte en cada forma. La expresión magnética de esta energía vital está relacionada con el quinto chakra. Para que esta energía actúe conjuntamente en función de un sentido plenamente compartido con todas las otras energías y puedan ser utilizadas en el proceso vital, debe existir una energía con capacidad de dirección que logre un equilibrio estable de los flujos en el conjunto del sistema.

Reiki:

"Energía del Alma ó Espiritual". Es la energía vital de calidad más cercana a la fuerza creadora, es la fuente de vida en el mundo material. Regula entre sí a las tres personalidades, el Niño Interior, el Yo Medio y el Yo Superior, relacionándolas entre sí y formando un sistema en vez de tender a separarse a causa de sus diferentes propiedades.

Las formas de Energía Vital más elevadas e integradas que Reiki no pueden manifestarse en forma directa en el mundo material. La Ki divina de la cual está hecho todo lo que existe y regresa todo al final de su existencia material se denomina Shinki, actúa desde fuera del mundo materia a través del séptimo chakra situado a dos o tres dedos por encima de la coronilla y por medio de Reiki que está cerca tanto al principio de la unidad como de la separación y forma un punto de encuentro para el contacto de ambos. De tal forma que mantiene un flujo equilibrado entre las corrientes del yin y del yang, es decir Reiki estimula procesos de todo tipo, está relacionado con el sexto chakra.


Fuentes:
Dojo Sanchin Chile
Quironvida Argentina

Extracto tomado del Manual Completo del Sistema Reiki del Dr. Usu